Ser o no ser…

¿Quién eres? Una pregunta a menudo planteada y sin lugar a dudas de rápida y  seguramente veraz respuesta. Pero que ocurre si planteamos la pregunta del siguiente modo: ¿Quién eres en el mundo digital? En primer lugar, la respuesta no es tan rápida, y en segundo lugar, las opciones de respuesta aumentan considerablemente. Nuestra identidad digital puede enfocarse  y construirse desde diferentes puntos de vista: personal, laboral, ocio etc. pero sea de un modo u otro, aquello que construyamos permanecerá vigente a través de nuestra huella digital, es por esto, que tenemos que ser muy conscientes de aquello que agregamos a nuestra identidad digital. Voy a intentar dar a conocer mi “leve” identidad digital a través de mi actividad en la red:

  • Facebook: tengo perfil en la red social pero mi actividad es prácticamente nula. Me considero muy celoso de mi vida personal y a día de hoy esta red social me ofrece más desventajas que ventajas. Por lo tanto, Facebook no contribuye prácticamente en nada a construir mi identidad digital.
  • Twitter: a diferencia de Facebook, Twitter me parece una red social con mucho potencial. Su inmediatez permite tener una fuente de información casi instantánea. Sin embargo, creo que la principal desventaja es que hay que filtrar mucho toda la información y saber discernir entre lo veraz y lo falso. Por otro lado, al tratarse de mensajes cortos, en ocasiones los mensajes pueden sacarse de contexto y esto puede generar confusiones o dar lugar a equívocos. Podría decirse que soy  un usuario pasivo de twitter, ya que consumo información y sigo diversos perfiles pero de momento no interactúo con el resto de usuarios, es por esto que mi número de followers tiende a 0.
  • Linkedin: finalmente linkedin es la red social que más va a aportar a mi identidad digital. Para mí el branding es una herramienta para llegar a alcanzar unos objetivos y como estrategia de marca quiero potenciar mi presencia en esta red social. Actualmente mi perfil esta en construcción porque quiero construir un perfil encaminado al desarrollo web. Sin duda, en un futuro próximo, linkedin será quien refleje más fielmente mi identidad digital.

Al final, la identidad digital, es algo totalmente personal, y yo he decidido mostrar mi identidad digital desde un punto de vista profesional. Creo que a nivel profesional las oportunidades que me puede generar mi identidad digital en el mundo del desarrollo web son muy grandes, y por esto quiero forjar una identidad digital real y en continuo crecimiento.